Home Atma La Meditación para lograr el desarrollo espiritual

La Meditación para lograr el desarrollo espiritual

0 5373
Meditación

EJERCICIO MENTAL PARA EL ALMA

Meditación es un término que procede del latín “meditatĭo” y hace referencia a la acción y efecto de enfocar atentamente el pensamiento a la consideración de algo. El concepto está asociado a la concentración y a la reflexión profunda. También se describe como un método para desarrollar la mente. En tibetano “gom.kyab” significa familiarizarse con los aspectos beneficiosos de la mente, que permiten percibir la realidad con claridad, eliminar las cualidades nocivas de la mente y desarrollar totalmente sus aspectos beneficiosos.

La meditación funciona como una terapia que permite a cada persona realizar su potencial máximo. Se requieren varias técnicas, ya que cada ser se encuentra en una situación muy particular, y en diferentes etapas de la vida de un individuo, también cambian los estados internos. Existen muchas técnicas de meditación y cada una de ellas tiene sus funciones y beneficios específicos, como relajar cuerpo-mente, y desarrollar equilibrio emocional o control mental. Muchas técnicas forman parte de un sistema de práctica meditativa diseñada por el mismo Buda o por un gran maestro de la tradición para lograr el desarrollo espiritual.

Al momento de decidir cuál técnica de meditación asumir, lo ideal es recibir la orientación de un maestro en este proceso, el cual debe servir como mentor en ese trabajo interno. Una de las ventajas es que la meditación se puede practicar y  experimentar en la comodidad del hogar con diferentes técnicas. De esta forma es considerada una práctica en la cual el individuo entrena la mente o induce un modo de conciencia, ya sea para conseguir algún beneficio o para reconocer mentalmente un contenido sin sentirse identificado/a con ese contenido, o como un fin en sí misma.

El término meditación también  refiere a un amplio espectro de prácticas que incluyen técnicas diseñadas para promover la relajación, construir energía interna o fuerza de vida (qi, ki, prana, otras) y desarrollar compasión, amor, paciencia, generosidad y perdón. Una forma particularmente ambiciosa de meditación tiene como fin conseguir sostener la concentración en un punto sin esfuerzo, enfocado a habilitar en su practicante un estado de bienestar en cualquier actividad de la vida.

La meditación toma diferentes significados en diferentes contextos; ésta se ha practicado desde la antigüedad como un componente de numerosas religiones y creencias. Normalmente implica un esfuerzo interno para autorregular la mente de alguna forma y se usa para aclarar la mente y aliviar determinadas condiciones de salud o psicológicas, tales como la presión alta, depresión, y ansiedad. Los ejercicios de meditación pueden hacerse en posición sentado/a, o de una forma activa —por ejemplo, los monjes budistas practican la atención en todas sus actividades del día a día como una forma de entrenamiento mental. Rosarios u otros objetos rituales son normalmente utilizados durante la meditación para recordar o seguir algún aspecto del entrenamiento.

Desde el punto de vista de la psicología y la fisiología, la meditación puede inducir un estado alterado de conciencia, los cuales tienen correspondencia neurofisiológica que se puede medir. Actualmente existen muchos tipos de meditación practicados en la cultura occidental, entre ellos la respiración consciente, relajación muscular progresiva, y de misericordia, las cuales se han encontrado beneficiosas en términos cognitivos, tales como la relajación. Con entrenamiento en la meditación, la ruminación (forma desadaptativa de autorreflexión) depresiva puede rebajarse y se puede lograr una mayor paz mental. Diferentes técnicas han demostrado funcionar mejor para personas diferentes.

En el siglo XIX, los teósofos adoptaron la palabra «meditación» para referirse a las diversas prácticas de recogimiento interior o contemplación propias del hinduismo, budismo y otras religiones orientales. No obstante, hay que notar que este tipo de práctica no es ajena a la historia de Occidente, como muestran descubrimientos de vasijas celtas con figuras en postura yóguica. Para Rudolf Steiner, fundador de la antroposofía, la meditación es el camino para el conocimiento del mundo espiritual y requiere ejercicios especiales, según lo explicado y descrito en Wie erlangt man Erkenntnisse des hoheren Welten.

Meditación

Meditación

La meditación se caracteriza normalmente por tener algunos de estos rasgos:

  1. -Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente.
  2. -Un estado experimentado, cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos.
  3. -Una concentración en la cual la atención es liberada de su actividad común y es focalizada en Dios (propio de las religiones teístas).
  4. -Una focalización de la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración o la recitación constante de un vocablo o de una sucesión de ellos.

La espiritualidad religiosa
Desde el punto de vista religioso se asumen formas de meditación, dependiendo de la corriente espiritual que se comparta. En este caso, la meditación budista, en donde cada escuela tiene diferentes maneras y técnicas específicas. Para algunas es la forma mediante la cual la mente logra alcanzar un plano de realidad y entendimiento que va más allá de lo aprendido y, tiene que ver más con lo sensorial. También se puede ampliar o controlar el espectro de motivaciones de la personalidad.

En cuanto a la meditación cristiana, la misma tiene un enfoque cristológico. El cristiano trata de dirigir su pensamiento a Dios, a Su palabra y a Su obra. La meditación es una expresión de la oración cristiana. Se hace con ayuda de algún libro o escrito como la Biblia, los textos litúrgicos del día, escritos de los padres de la Iglesia o de los santos.
Por su parte, en el Hinduismo, en las escuelas de yoga y vedānta, la meditación es parte de dos de las seis ramas de la filosofía hindú. En el Islamismo,  el sufismo emplea diversas técnicas meditativas. Otras tendencias están en el Paganismo, donde para la mayoría de las religiones basadas en ésta y el neopaganismo, como son la Wicca y el druidismo, la meditación es un pilar fundamental para mantener una conexión con la divinidad.

Tipos y técnicas de Meditación
Las técnicas de meditación dependen de su enfoque. Algunas se concentran en el campo de la percepción y la experiencia, también llamada de conciencia plena (mindfulness en inglés). Otras en un objeto determinado, llamadas de «concentración». Hay también técnicas que intercambian el campo y el objeto de la meditación. Las técnicas de aproximación a la meditación varían desde las que se basan en observar la respiración, en visualizar algún pensamiento positivo o imagen inspiradora, enfocar algún objeto o imagen (como un mándala), las invocaciones, hasta las que se basan en tipos de compleja «alquimia espiritual». También existen las meditaciones sin objeto, desenfocando la tensión mental.

En el proceso de meditación se pueden dejar fluir libremente las imágenes mentales, sean claras o confusas, como cuando se está a punto de conciliar el sueño. También se pueden dejar fluir las sensaciones, emociones, impulsos y energías corporales, normalmente sin intervenir en ellas, pero tampoco dejándose llevar o enredar, de manera que muestran finalmente una tendencia a reordenarse por sí solas; aunque existen métodos de reflexión y técnicas de concentración en que la conciencia las puede manejar.

La meditación no solo puede tener propósitos religiosos sino estar también enfocada en el mantenimiento de la salud física o mental. Estudios científicos han demostrado que algunas técnicas de meditación pueden ayudar a mejorar la concentración, la memoria y mejorar el sistema inmunitario y la salud en general.

Actualmente al menos un estilo de meditación se ha probado efectivo para aumentar el cociente intelectual, mejorar la memoria e incluso cambiar partes del cerebro. Otros estilos de meditación otorgan igualmente distintos beneficios a la salud mental y física de sus practicantes, especialmente un mejoramiento de la inteligencia emocional y del sistema inmunitario. Entre los más comunes se encuentran el alivio del estrés y la reducción de la presión sanguínea.  Entre los tipos de meditación más conocidos y practicados están los siguientes:

A.-Meditación Guiada: Consiste en usar el poder de la mente para visualizar una situación, con la ayuda del “guía, que conduce a los participantes por un determinado recorrido mental. Las meditaciones guiadas encajan perfectamente en el concepto occidental que parece necesitar una estructura y forma dentro de un trabajo energético o espiritual, aparte de la posibilidad de alcanzar metas concretas.

Este tipo de meditación se produce cuando el trabajo mental activa  el lado energético del ser, es decir, lo que se cree con la mente se convierte a un nivel más profundo en un trabajo energético, consiguiendo así un resultado más profundo y efectivo. Además, se puede elegir el nivel al que se desea trabajar. Por ejemplo, si se desea reducir el estrés o relajarse después de un día laboral, es de gran utilidad dejarse guiar por un maestro para experimentar  un bonito “paseo virtual” por la reflexión durante aproximadamente una hora. También, si la meta es ahondar en el “ser interior” y explorar los caminos energéticos y/o espirituales, este tipo de meditación aportará mucho.

B.-Meditación con Música: Implica un proceso de autorreflexión teniendo como fondo música suave del gusto de quien medita. Es ideal para personas que se inician en la técnica y exige fundamentalmente una buena selección de los sonidos que se utilizaran, ya que la mente no debe estar concentrada en la música que se escucha sino contar con el efecto relajante de ésta para conectar el ser interior.

La música para este tipo de meditación es preferible que no sea cantada o que no esté en un idioma que entienda el meditador. El paso más adecuado después que se selecciona y coloca la música es buscar la posición cómoda. El propósito es que al escuchar la música se cree un especio de no-mente porque el pensamiento se detiene, de ese silencio interior surge la meditación efectiva. Existen músicas especiales, cuya construcción artística llevan una dimensión espiritual y son las ideales para entrar en contacto con el poder mental.

C.- Meditación Trascendental (MT): Es una técnica de meditación basada en la repetición de mantras. Tanto la técnica de meditación como el movimiento fueron creados en India a mediados de los años cincuenta por Majarishi Majesh Yogui (1917-2008) y alcanzó extensión mundial en los años sesenta. Según sus proponentes, esta técnica de meditación puede ayudar a desarrollar el cerebro y mejorar la salud y la vitalidad. No se trataría de una técnica de control mental ni de relajación sino de trascendencia, es decir, lleva al practicante más allá del pensamiento.

El gurú hinduista, Maharishi Mahesh Yogi, fundó en 1958 en Madrás (India) su propia técnica de meditación trascendental; la que, según sus propios escritos, es una técnica de relajación que sirve para mejorar la calidad de vida del individuo y la sociedad. En 1970 logró que el neurofisiólogo, Robert Wallace, afirmara en una revista científica que la técnica de la meditación trascendental produce un estado de profundo descanso.

La Meditación para lograr el desarrollo espiritual

SIMILAR ARTICLES