Home Atma Meditación para principiantes

Meditación para principiantes

0 1695
Meditacion para principiantes

Encuentra un tiempo libre -unos 5 ó 10 minutos- y busca un lugar tranquilo. Relaja tu cuerpo.

Siéntate en un lugar tranquilo y confortable, inhala y exhala tranquilamente y cierra tus ojos. Deja que la relajación “suceda”, no trates hacer nada.

Acomódate en un lugar confortable. Algunos tradicionales usan posiciones para meditar. La más famosa es sentarse en la posición de loto o sea sentarse con las piernas cruzadas, sobre un cojín en el suelo, o sobre una cama. Si lográs estar cómodo con estas posiciones, bien, si no usa una silla o sofá.

Encuentra una posición confortable que puedas mantener al menos por cinco minutos. Intenta no distraerte. Familiarizate con la meditación, tienes que aprender a meditar en cualquier lugar. Para empezar, sin embargo, escoge un espacio libre de distracciones. Meditar con interrupciones no es recomendable para los principiantes.

Empieza con una sesión de meditación pequeña, cerca de 5 ó 10 minutos. Mientras adquieras experiencia, se volverá más sencillo y podrás meditar por períodos más largos. Practicando, podrás meditar por 20 ó 30 minutos o más. Hazlo al menos, dos veces al día.

Tómate un momento para meditar cada día. Algunas personas prefieren meditar justo después del baño de la mañana. Tú sólo has algo. Siéntáte ahí y deja que tu mente y tu cuerpo se relajen. La vida es suficientemente estresante, no hagas de esta práctica un proceso molesto.

Escoge algo en que centrar tu atención, Puede ser la respiración, lo que más funciona porque es muy sencillo, el ritmo natural. Puede ser una imagen -mental o física-, con los ojos abiertos, cerrados, Puedes usar un mantra, repetir un sonido o palabra en tu mente o con tu voz: “Om”, es el más famoso.

Cuando tu mente deambula, tráela nuevamente de vuelta con calma. La mente es una máquina de crear pensamientos. La meditación no es tener la mente vacía, se trata de aclarar tus pensamientos usando técnicas de concentración en una sola cosa. No trates de no pensar, ni luches con la mente. Deja que los pensamientos llegen y se vayan por si solos, tu solo concéntrate en tu respiración. Cada vez que lo hagas, comenzarás a sentir tu mente más tranquila.

Cuando tu mente se turba nuevamente, hazla aclararse con suavidad, esta es la clave. Meditar es una técnica simple, pero fija una manera de ser. La gente tienden a preocuparse acerca si lo están haciendo bien. Preocuparse por lo que se está haciendo es un error al meditar. No te desesperes o frustres con tu mente o contigo.  ¡ Recuerda! La mente es una máquina de crear pensamientos, tu no eres la mente.

Medita suavemente cuando lo necesite. La idea es relajarte y aclarar tu mente. Tómatelo con calma, no te alteres, tómate un respiro antes de pasar a la siguiente nivel.

La meditación funciona mejor si se practica regularmente y por un largo período. Eso no quiere decir que lo hagas durante cuatro horas cada día. Pueden ser 20 o 30 minutos cada día.  Muchos medicos recomiendan esta práctica. Sus beneficios ocurren más profundamente cuando meditamos regularmente. Sus beneficios se notan y permanecen por mucho tiempo.

Si tienes algún comentario o pregunta sobre este artículo “Meditación para principiantes”, por favor dejanoslo saber.

¡Gracias!!

 

SIMILAR ARTICLES

Honey Bee

0 12